Facebook Twitter Instagram Youtube Glass Anterior Siguiente

El segundo cupo tiene dueño

13 abril, 2019 Chile

El segundo partido de la jornada enfrentaba a las escuadras de Uruguay y Chile. ‘La roja’ llegaba en el segundo lugar de la tabla con 6 puntos, mientras que los ‘charrúas’ alcanzaban las 4 unidades.

El partido lo inició dominando Uruguay, no solo en la posesión sino también en el marcador, luego de que convirtieran 2 goles en apenas 3 minutos. Matías Arezo, fue quien abrió la cuenta a las 18 minutos, para que 2 minutos después, Cristian Olivera aumentara el marcador tras un fuerte remate y una débil oposición por parte del golero Julio Fierro. Todo parecía cuesta arriba para un conjunto chileno totalmente desconcertado, que se fue al descanso con 2 goles en contra y pocas chances en el arco contrario.

La segunda mitad, nos mostró a una escuadra chilena con la confianza renovada, los dirigidos por Hernán Caputto salieron al campo decididos a revertir el marcador. El descuento llegaría en el minuto 61, obra de Luis Rojas, que tras un gran control orientado con el pecho, sacó un potente zurdazo que dejó sin opciones al golero González. Este tanto fue el envión anímico que tanto buscaba Chile y desde ese momento no dejaron de llegar los ataques rojos, que no podían ser controlados por el bloque defensivo charrúa.

A los 64′ llegaría el empate a través de Benjamín Osses, quien había ingresado minutos antes para colocar el 2 a 2, empujando el balón a boca de jarro tras una exquisita jugada de Alexander Aravena, que pudo safar de la marca de Enzo Siri con un túnel dentro del área. El conjunto chileno ganó en confianza y siguió yendo al ataque, hecho que generaría el 3 a 2 luego de un remate de media distancia de Aravena, que ingresaría al pórtico uruguayo en complicidad con un leve desvío. Osses, quien demostró ser decisivo en el encuentro, puso cifras finales en el minuto 93′, cuando aprovechó un balón suelto en el área tras una contra letal. Partido volteado en base al buen juego, las transiciones rápidas y la garra que normalmente es asociada con los celestes, pero que esta vez definió y con creces a la selección chilena.

Triunfo, clasificación y posibilidades latentes de aspirar por el título en la última fecha ante Paraguay. Mientras que los dirigidos por Alejandro Garay, deberán definir ante Perú su cupo a la cita máxima de la categoría.

P