Facebook Twitter Instagram Youtube Glass Anterior Siguiente

Duelo de garras

29 marzo, 2019 Paraguay

Cerrando la fecha 4 del grupo B, se enfrentaron las selecciones de Paraguay y Uruguay. Ambos equipos llegaban en situaciones distintas, los albirrojos necesitaban imperiosamente los 3 puntos, ese triunfo que les permitiría seguir soñando con ingresar al hexagonal final, mientras que los celestes intentaban lograr el resultado que les asegure la clasificación.

El encuentro fue muy luchado en el medio sector, como era de esperarse, sin embargo se definió en las áreas. Empezando el partido, Diego Duarte aprovechó un córner desde el sector izquierdo para empalmar el balón con un zurdazo inatajable. Indicativo de las emociones que nos regalaría el partido. Las acciones siguieron con un conjunto celeste intentando equiparar el marcador, pero la dura defensa paraguaya no pasaba mayores aprietos. Es así que el resultado no se movería hasta el fin de la primera etapa.

Iniciado el segundo tiempo, pudimos ver a un Uruguay decidido que generó muchas ocasiones en el arco resguardado por Antonio González. Una de estas ocasiones, terminó en el gol del empate, convertido por Cristian Olivera a los 5 minutos de iniciada la segunda mitad.

Cuando parecía que era la escuadra charrúa quien tomaría el control del partido, el entrenador paraguayo Gustavo Morinigo, realizó 2 variantes rápidas y ofreció un replanteo que su equipo supo interpretar muy bien en el campo. Los ingresos de Fabrizio Peralta y Rodrigo López le cambiaron la cara al equipo paraguayo, dándole mayor profundidad y amplitud en la parte ofensiva. Justamente, Peralta y López, fueron los encargados de aumentar el marcador para los guaraníes. A los 56 minutos, y en una de sus primeras intervenciones, Peralta aprovecha un cabezazo en una pelota parada, que lo deja solo frente al arco y convierte el 2 a 1 ante una atónita defensa uruguaya. Luego a los 81′, un potente remate de media distancia realizado por López, se desvía ligeramente y hace estéril el esfuerzo del golero celeste Ignacio Suárez. Con el 3 a 1 parcial, los albirrojos intentaron controlar el partido y manejar el balón, sin embargo Uruguay nunca dejó de intentar. Es así, que a un minuto del final, Kevin Alaniz conectó de cabeza y acortó distancias para el elenco charrúa. Este gol sería solo para decorar el marcador, ya que el pitazo final vino segundos después.

En un enfrentamiento de equipos tácticamente similares, donde la vía aérea y la pelota parada son algunas de sus principales fortalezas, la escuadra albirroja se impuso y dio un paso muy importante de cara al objetivo inmediato, la clasificación al hexagonal final.

Este resultado deja a Paraguay con 4 unidades y un partido pendiente contra Colombia, equipo que llega eliminado a la última fecha. Mientras tanto, Uruguay cerró su participación en fase de grupos con 7 puntos y pie y medio en la siguiente etapa.

P