Facebook Twitter Instagram Youtube Glass Anterior Siguiente

Triunfo y vida

28 marzo, 2019 Perú

Cerrando la cuarta fecha del grupo A del Sudamericano Sub 17 y en un marco digno de resaltar, se enfrentaron las selecciones de Perú y Bolivia, ambos necesitados de un triunfo para mantenerse con vida de cara al hexagonal final.

La primera etapa mostró a un Perú dubitativo y con muchas imprecisiones en ataque. Fue Bolivia quien se adueñó del balón en los minutos iniciales y generó las ocasiones de gol más claras. Sin embargo, la escuadra blanquirroja fue la primera en golpear, adelantándose en el marcador por medio de Nicolás Figueroa, jugador que debutaba como titular tras la lesión sufrida por Carlos Ruiz y quien tras un centro venenoso de Grimaldo, aprovechó un rebote del arquero, para convertir lo que sería el primer gol peruano en el Sudamericano y un desahogo importante, no solo para el equipo incaico sino también para la numerosa hinchada que abarrotó el estadio San Marcos.

El segundo tiempo empezó con una selección boliviana decidida a lograr el empate, el mismo que conseguiría tras un gran centro de Luis Zeballos y una mejor finalización de Jeyson Chura, quien hizo inútil el esfuerzo del arquero peruano Sandi con un potente cabezazo. El empate no le convenía a ninguno de los 2 equipos y los dejaba con muy pocas chances de avanzar a la siguiente etapa, por lo tanto, el juego se mantuvo abierto y con ambas selecciones lanzadas al ataque.

A raíz del empate, fue Perú quien asumió el protagonismo del partido, sabiendo que era una oportunidad que no podían dejar pasar. Los ingresos de Óscar Pinto y Alessandro Burlamaqui le dieron frescura al ataque blanquirrojo y eso les permitió generar peligro en valla boliviana.

Es así que a los 65 minutos, el atacante peruano Pinto intentó adentrarse en el área y fue detenido con falta por Cristian Hurtado. El encargado de ejecutar el tiro penal fue Yuriel Celi, que de un zurdazo inatajable puso adelante en el marcador a la escuadra local. Celi, quien fue uno de los valores más altos en el elenco incaico, nos dejó una postal inolvidable al momento de la celebración, cuando su tía ingresó sorpresivamente al campo para felicitarlo y se sumó en un abrazo emotivo con todos los jugadores.

A partir de este momento, el conjunto altiplánico buscó adelantar líneas pero los peruanos supieron aguantar el marcador e incluso aumentar la cuenta, cuando casi al final del encuentro, Rafael Caipo, capitán del equipo y quien se perderá el siguiente partido por acumular dos amarillas, puso cifras definitivas tras un certero golpe de cabeza.

Este resultado, deja bien posicionada a la selección peruana, la cual se encuentra en la segunda casilla del grupo A con 5 unidades y Bolivia, por su parte, quedó eliminada del torneo al no sumar puntos en sus 3 primeras presentaciones. Recordemos que la siguiente fecha, Bolivia enfrenta a Chile y Perú se medirá ante un ya clasificado Ecuador.

P