Facebook Twitter Instagram Youtube Glass Anterior Siguiente

El sudamericano a través de los años

24 marzo, 2019 Sudamericano Sub17

Cuando el torneo se inauguró allá por 1985, a uno le costaba imaginar la infinidad de jóvenes estrellas que veríamos pasar. Y es que a lo largo de 34 años se ha visto desfilar a generaciones enteras de jóvenes que a futuro se convirtieron en referentes del fútbol sudamericano y mundial, como Ronaldinho, Neymar, Juan Sebastián Verón, Pablo Aimar, James Rodriguez, Pablo Armero entre muchos otros más. Hemos sido testigos además de grandes hazañas como aquella Bolivia de 1986, que en Perú salió campeona dejando atrás a rivales como Brasil, Argentina y Ecuador, con una generación que a la postre les daría la clasificación a un mundial de mayores; del paso inclemente de Brasil y su abrumadora supremacía ganando 12 títulos (hasta la fecha) y derrochando un fútbol tan vistoso como el de selecciones mayores; o de aquel Perú en 2007 sorprendiendo a propios y extraños al debutar ganándole justamente a Brasil y quedando primeros en su grupo, con una generación que le dio al cuadro incaico su primera clasificación a un mundial de la categoría de manera meritoria (en 2005 Perú va al mundial por ser sede), y esto solo por dar unos cuantos ejemplos.

El sudamericano sub 17, lejos de ser un torneo más, es hoy en día el trampolín que las jóvenes promesas necesitan para dar el salto, tal como lo hizo Vinicius Jr. recientemente, y es que con el formato con el que se juega hasta la fecha, el campeonato exige a los equipos a sacar el máximo potencial desde el primer partido. El sistema impuesto por Conmebol indica que todos los encuentros son jugados en la nación anfitriona, y los diez seleccionados nacionales Sub-17 de la Conmebol participan en cada edición (a menos que alguna asociación se retire). Las selecciones son divididas en dos grupos de cinco donde juegan todos contra todos una sola vez, es decir, cada selección juega un total de cuatro encuentros durante la primera etapa. Los tres primeros de cada grupo clasifican al hexagonal final, en donde el formato de todos contra todos se mantiene y solo los 4 primeros clasifican al mundial de la categoría, torneo que se realiza el mismo año. En caso una de las selecciones que ocupen los 4 primeros lugares sea también la anfitriona del mundial, se amplía un cupo más, clasificando así al equipo que haya obtenido la quinta ubicación.

El campeonato sudamericano sub 17 es de principio a fin un torneo exigente en todo sentido, por eso desde la primera fecha veremos a los jugadores darlo todo no solo para clasificar, sino también para alcanzar el título y darle mayor prestigio a sus selecciones. Este torneo genera emoción y expectativa de principio a fin, es la oportunidad de ver el nacimiento de aquellos que nos harán disfrutar de este deporte en los próximos años. Teniendo todo esto en consideración, queda claro que no vale pestañear.

P