Facebook Twitter Instagram Youtube Glass Anterior Siguiente

Lo que dejó la fecha 3

27 marzo, 2019 Sudamericano Sub17

Esta tercera fecha nos regaló partidos emocionantes, imágenes conmovedoras y también una serie de goles para recordar.

Empezando la jornada Venezuela y Bolivia nos regalaron un partido vibrante, en donde ambos países salieron decididos a ganar. Producto de ese ímpetu ofensivo, llegaron 8 goles, 5 del cuadro vinotinto y 3 del elenco boliviano, el cual en ningún momento claudicó en sus intenciones por conseguir la victoria, a tal punto que llegó a estar a un gol de distancia, poniendo en aprietos al conjunto dirigido por José Hernández, quienes se vieron obligados a ir adelante y producto de ello pudieron ampliar el marcador en dos ocasiones, siendo el delantero llanero Jeriel de Santis, la figura del encuentro al marcar un triplete de goles. El cuadro venezolano mantiene intactas sus posibilidades de clasificar al hexagonal final, mientras que Bolivia depende de otros resultados.

Entrada ya la noche del Lunes, seríamos testigos de uno de los mejores partidos del torneo. El cuadro ecuatoriano enfrentaba a su similar de Chile con la necesidad de un triunfo para asegurar su liderato, mientras que el conjunto del sur buscaba su primera victoria, después del empate con Perú.

El marcador se abrió rápido, cuando a los 9 y 16 minutos de empezado el encuentro Alexander Aravena y Gonzalo Tapia marcaron para el cuadro de la estrella solitaria respectivamente. Y cuando todo pintaba bien para el cuadro mapocho, apareció el 10 ecuatoriano, Johan Mina para a los 37 minutos poner el descuento.

Ya en el segundo tiempo la historia fue otra, se vio a un conjunto chileno superado ampliamente por la potencia física del cuadro norteño que a eso le sumó la calidad técnica de varios de sus jugadores. A los 67 minutos, nuevamente Johan Mina, pone el partido parejo. El equipo chileno no salía del shock que fue el empate y solo veía como la pelota pasaba por sus ojos, para que a los 91, si, el mismo Johan Mina pusiera la cereza al pastel, completando un triplete y dándole a su selección los tres puntos, el primer lugar del grupo, la clasificación virtual y de paso, la punta en la tabla de anotadores.

Chile tiene una final en la siguiente fecha contra el conjunto venezolano, mientras que Ecuador descansará.

Al día siguiente fuimos testigos del encuentro disputado entre cafeteros y charrúas, mientras que unos buscaban mantenerse como líderes del grupo, otros iban por su primera victoria.

El cuadro colombiano fue quien se puso arriba en el marcador a través de un tiro penal, a tan solo 7 minutos de iniciado el partido, obra de Andrés Arroyo. Sin embargo, no hay persona en el mundo que no conozca lo que es la garra charrúa, y los chicos de la sub 17 uruguaya lo tenían muy presente.

Tras el gol cafetero, Uruguay usó todo su poder ofensivo, verticalidad y eficacia, para que 8 minutos después, Alexander Machado pusiera tablas en el marcador. El conjunto charrúa insistió y, a la ya conocida garra, le sumó buen fútbol a ras de campo, adueñándose del balón y de las situaciones más claras. Es así que a los 38 minutos, Santiago Cartagena, aquel que había generado el centro que a la postre terminaría en el primer gol, anotó el segundo y definitivo, con lo que el cuadro dirigido por Alejandro Garay, obtiene 7 de 9 puntos y lo ubica en lo más alto del grupo B.

Ya para finalizar la fecha vimos a la Argentina de Pablo Aimar enfrentarse a la siempre difícil Paraguay. Encuentro que además de goles, nos demostró el carácter de ambos equipos para sobreponerse a diferentes situaciones adversas.

Ambos equipos pudieron sobreponerse a estar debajo del marcador y supieron sacar adelante el partido. El conjunto dirigido por un ya conocido del fútbol mundial, como lo es Pablo Aimar, se adelantó en el marcador con gol de Matías Palacios, quien hizo explotar de alegría a toda la barra albiceleste, pero esa alegría no duró mucho debido a que el conjunto guaraní logró darle vuelta al resultado en los primeros 45 minutos, por obra de Fabrizio Peralta y su doblete.

En un segundo tiempo friccionado, pudimos ser testigos de cómo Valentín Benítez se convertía en el primer expulsado del torneo, producto del juego duro y la férrea marca ofrecida por ambos países. Y cuando todo parecía indicar que el encuentro estaba servido a favor de Paraguay, el cuadro albiceleste sacó la casta para poner el empate definitivo a muy poco del final gracias a Bruno Amione.

De esta manera terminó la tercera fecha, que nos regaló un total de 20 goles. Estamos seguros que a medida que el torneo avance seremos testigos de partidos igual de emocionantes y por supuesto de más goles espectaculares como los vistos esta jornada.

P